PRINCIPIO I

PRINCIPIO I

PRINCIPIO I:
PUBLICACIÓN DE LOS PRODUCTOS Y RESULTADOS DEL GASTO PÚBLICO
¿Cuáles son los productos y resultados del gasto público?
La información que se publica sobre el gasto público debería incluir información que proporcione a los ciudadanos un panorama completo, pertinente y fiable respecto de los productos y resultados de la gestión pública.
FOCO Propuesta de Acciones recomendadas
derivadas del Principio II:

1.1.     INFORMACIÓN SOBRE LOS PROGRAMAS Y PRODUCTOS DEL GASTO PÚBLICO FINANCIADO EN LA LEY DE PRESUPUESTOS: Se debería implementar mayor transparencia acerca de los programas presupuestarios y los productos estratégicos implícitos en ellos.

1.1.1. PUBLICACIÓN DE PROGRAMAS PRESUPUESTARIOS
En la Ley de Presupuestos, el gasto público debería expresarse en la mayor medida posible según programas presupuestarios. Las principales funciones públicas, o los principales programas, deberían ordenarse como programas presupuestarios, siempre cuando sea compatible, es decir, resguardando la adecuada gestión presupuestaria. Sin una gestión focalizada en este objetivo las propuestas siguientes se imposibilitan.

1.1.2. PRODUCTOS ESTRATÉGICOS ASOCIADOS A PROGRAMAS PRESUPUESTARIOS
Asociado a los programas presupuestarios, y como parte de la estructura de la Ley de Presupuestos, se deberían vincular productos estratégicos. Estos productos no necesariamente deberán ser parte de la Ley de Presupuesto, pero sí deberían ser documentados como información dentro de la Ley.

1.1.3. INDICADORES DE MONITOREO PARA EL GASTO PÚBLICO FINANCIADO EN LA LEY DE PRESUPUESTOS
Debería publicarse información de desempeño proveniente del monitoreo -que actualmente efectúa la Dipres- para los programas de gasto presentados en la Ley de Presupuestos. Ello podría realizarse vía la publicación de indicadores de desempeño para los programas presupuestarios mismos y/o para los productos estratégicos asociados a esos programas. Se debería incluir como información mínima:
• Los objetivos medibles del programa/producto;
• Al menos un indicador de monitoreo, con la respectiva meta de desempeño y los desempeños efectivos alcanzados (productos o resultados);
• La indicación del momento o plazo en que se espera alcanzar la meta;
• La indicación respecto de cuáles son los grupos de beneficiarios;
• La o las regiones en las cuales se ejecuta.

1.1.4. AMPLIACIÓN DE LAS EVALUACIONES PARA EL GASTO PÚBLICO
Las evaluaciones en el Sistema de Control de Gestión de la Dipres –que actualmente incluye evaluaciones ex post de programas, de gasto institucional y revisiones ex ante de programas nuevos o programas existentes– deberían ampliarse a programas presupuestarios (acorde a los propuesto en punto 1.1.2.).

1.1.5. FISCALIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN DE DESEMPEÑO POR PARTE DE LA CONTRALORÍA
La Contraloría debería realizar auditorías para fiscalizar la calidad de la información de desempeño –tanto de las evaluaciones, como de los indicadores provenientes del monitoreo- del Gobierno Central.

1.2.    COBERTURA DE LA INFORMACIÓN DE DESEMPEÑO PARA EL GASTO PÚBLICO A NIVEL NACIONAL: La información de desempeño debería abarcar todas las instituciones del Gobierno Central, no solo al Poder Ejecutivo.

La información de desempeño proveniente del monitoreo y de las evaluaciones debería abarcar todas las instituciones del Gobierno Central, no solamente las instituciones del Poder Ejecutivo. Ello incluiría -además de los Ministerios, Intendencias y Gobernaciones- el Congreso Nacional, el Poder Judicial e instituciones públicas autónomas, como la Contraloría y el Consejo para la Transparencia. Acerca de la información de desempeño del gasto subnacional, vea propuestas 5.1.2. y 6.1.2. referente al gasto regional y municipal. Acerca de los lugares para la publicación, vea propuesta 9.1.2.

1.3.    INFORMACIÓN SOBRE LOS GRUPOS BENEFICIARIOS DEL GASTO PÚBLICO: Debería gestionarse y publicarse mayor información acerca de los grupos poblacionales que son beneficiarios del gasto público.

La información acerca de los grupos poblacionales que son beneficiarios del gasto público debería gestionarse para todos los programas presupuestarios, siempre cuando sea factible.
Deberían publicarse estadísticas más claras y detalladas acerca de los distintos grupos poblacionales que son beneficiarios/clientes del gasto público (niños, jóvenes, adultos mayores, grupos indígenas, etc.). En cada categoría de clasificación, dichas estadísticas deben sumar el total de beneficiarios, para así evitar que una misma persona se registre en una misma categoría varias veces.

1.4.    TRANSPARENCIA ACERCA DE LA INFORMACIÓN SOBRE EL GASTO PÚBLICO QUE RECIBE EL CONGRESO: La información que el Congreso recibe sobre el gasto público, en especial vía la Comisión Especial Mixta de Presupuestos, debería estar accesible para el control social por parte de los ciudadanos.

Los datos relacionados al gasto público que son enviados por el Poder Ejecutivo al Congreso durante todo el año –en especial a la Comisión Especial Mixta de Presupuestos- deberían ser accesibles y usables para la ciudadanía. Ello requeriría recopilar, sistematizar y publicar este conjunto de información en formato digital y reutilizable, con el objetivo de apoyar de manera continua y sistemática no solamente la labor de los parlamentarios, sino también facilitar el control social por parte de la ciudadanía.

*Cambio incorporado en la Ley de Presupuesto 2017.

1.5.    ACCESIBLIDAD A RESULTADOS DE AUDITORÍAS: La información de las auditorías efectuadas a las instituciones públicas debería considerar la presentación integrada de todos los hallazgos de forma unificada, para favorecer la evaluación ciudadana de los resultados de los servicios.

Los resultados de las auditorias realizadas por la Contraloría General de la República, así como de las auditorías internas coordinadas por el Consejo de Auditoria Interna General de Gobierno, junto con ya ser consideradas públicas (Decisión Amparo Nº A11-09 del Consejo para la Transparencia), debiesen transparentarse en formato de base de datos que permita identificar cuántas observaciones se han realizado anualmente a un servicio en particular, distinguiendo sus clasificaciones (ya sea tipo de auditoria, gravedad y materia) y permitiendo además su agregación por sectores funcionales (sector educación, protección social, municipios, etc). Asimismo, debería incluirse en dicha base de datos, información actualizada relativa a la subsanación de las observaciones realizadas a cada uno de los servicios, así como del estado de las eventuales denuncias al Ministerio Público, reparos, reintegros y sumarios.
Particularmente para los informes de auditoría interna debería regir el principio de transparencia activa de la Administración del Estado.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *