¡Bienvenidos Observadores! Estás leyendo el #CaféCargado: Una recopilación con las noticias más importantes de la semana para que sepas cómo y cuánto gasta el fisco, entre otros temas relacionados.

“Tiempos Mejores para Chile”, es el título del programa de gobierno se Sebastián Piñera y que fue presentado el lunes pasado. El documento de 124 páginas, que en cuatro capítulos entrega detalles de los ejes centrales de la propuesta de gobierno, incluye un total de 745 medidas.

La mayor parte del gasto, según publica El Mercurio, son “Envejecimiento positivo y pensiones dignas” con US$ 3 mil millones (21,4%), la “agenda de desarrollo económico para un país que crece y crea empleos de calidad”, con US$ 2 mil 800 millones (20%), “Infraestructura y conectividad”, con US$ 2 mil millones (14,3%), “Cirugía mayor a la Salud”, con US$ 1.500 millones (10,7%), y “Mejoremos la educación en la sala de clases”, con US$ 1.500 millones (10,7%). En una segunda línea están: la agenda agrícola, con US$ 600 millones (4,3%); deporte, con US$ 500 millones (3,6%), y Ciencia, innovación y emprendimiento, con US$ 400 millones (2,9%).

Sin embargo, el plan ha traído visiones dispares según publica Pulso, sobre todo en su implementación. Según el ex mandatario, se necesitarían US$14 mil millones, donde la mitad vendrá de reasignaciones de gastos y la otra del mayor crecimiento de la economía. Gran parte de los economistas cuestionaron su financiamiento: Cecilia Cifuentes, de Libertad y Desarrollo, dijo que reducir US$7 mil millones “es una meta bien difícil”, porque “puede venir una oposición bien fuerte de la ANEF”. Eugenio Rivera de Chile 21 también ve difícil realizar los cambios prometidos, asegurando que “las reasignaciones plantean problemas administrativos y políticos complejos”.

De hecho, el mismo Ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, se refirió escuetamente a la idea de disminuir el déficit fiscal del candidato de Chile Vamos: “Si usted reduce ingresos, tiene que reducir gastos, porque nadie puede vivir de prestado o fiado, como se dice. Entonces la pregunta es dónde van a cortar los gastos”, dijo según Emol.

El presupuesto continúa siendo parte importante de la pauta noticiosa. En entrevista con La Tercera, el Senador Carlos Montes (PS) aseguró que “este es un presupuesto con crecimiento moderado”. Además, pone paños fríos frente al déficit fiscal: “No creo que haya que disminuir la deuda. Lo que recomiendan en la OCDE y el Banco Europeo es que la deuda no supere el 60% del PIB y que el déficit no sea más de 3%- 3,1%, nosotros estamos bajo eso todavía, recién en el 25% del PIB”, asegura.

El Congreso ha sido uno de los presupuestos que más difícil tiene su aprobación. De hecho, su tramitación se pospuso, según publicó El Mercurio, porque existen diferencias ante la reforma electoral. Esto por una disputa entre las autoridades de ambas cámaras por quién será el que aportará recursos a la otra rama del Congreso para su operación con 155 diputados y 43 senadores, sin elevar el gasto público.

A tres meses de finalizar el año, el total del gasto de capital aprobado presenta un avance que alcanza a penas el 60,7% en 2017. Problemas en la construcción de jardines infantiles, un lento inicio de las obras en recintos de salud y una menor inversión pública ejecutada en regiones, son todos factores que explican el retraso en la ejecución del gasto en capital que registran los ministerios de Educación. Un reportaje de El Dínamo y el Observatorio te explica esta práctica que afecta al gasto fiscal.

Una recopilación de datos hecho por el Observatorio del Gasto Fiscal y publicado por el Diario Financiero, muestra que los presupuestos diseñados por la actual administración muestran expansión sobre el 30% en Salud y Educación, similar al período 2011-2014. Piñera redujo gasto en cinco carteras en los erarios que elaboró en su gestión.

El Partido Comunista informó al Servicio Electoral (Servel) los alcances y condiciones en que concretó en octubre de 2016 la venta de un conjunto de propiedades a Progreso SpA., una sociedad de inversiones constituida por un militante de sus filas. La polémica nace porque el valor pactado –$ 3.086 millones en cuotas a 10 años plazo– fuese similar al avalúo fiscal y no al precio comercial. Situación que generó suspicacias y críticas de la oposición, donde acusaron la utilización de “palos blancos” y pidieron al Servel abrir una indagatoria.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *