En conjunto con Chile Transparente, estamos impulsando una propuesta de mayor transparencia para que exista un registro de los datos de propiedad de las empresas como herramienta par combatir la corrupción, el lavado de dinero y la evasión de impuestos, y así lo cubrió El Mercurio el pasado 19 de abril.

“Dada la opacidad en la propiedad final, vehículos corporativos podrán fácilmente ser abusados para encubrir actividades criminales, con altos costos tanto para la sociedad como para el propio sector empresarial, donde aumentan los costos transnacionales de los negocios y se esconden niveles de concentración real”.

No existe en Chile un marco regulatorio que permite llevar un registro unificado y actualizado de dueños de empresas, sin embargo, varias instituciones participan en el proceso de cambio de propietarios, socios y accionistas, sin la interacción y transparencia entre uno y otro.

“Lo anterior no solo atenta contra la información con la que cuenta el Estado, sino que también le genera dificultades a las propias empresas, dado que tienen que estar constantemente reconstruyendo su información societaria. (…) La falta de registros actualizados podrá dificultar la tributación de los dueños de las empresas. En caso de que la información no esté actualizada, obligaría a socios a tributar por utilidades que no les corresponden. También podrá causar retraso de transacciones corporativas a la espera de actualizar la información societaria, la que puede no coincidir con la información que tienen en sus propios registros o con la información declarada al SII(Servicio de Impuestos Internos)“.

Un ejemplo práctico de la necesidad de identificar las concentraciones reales en la propiedad de las empresas se da en las compras públicas.

“Se dificulta que la Dirección de Compras y Contratación Pública (Chile Compra) pueda ejercer una de sus funciones clave: promover la máxima competencia posible en los actos de contratación de la Administración. Podrían existir empresas de un mismo dueño que venden al Estado sin que ni las autoridades ni la ciudadanía se enteren de la respectiva concentración. Asimismo, podría haber licitaciones públicas que se ven competitivas, con múltiples empresas ofertando, pero que podrían estar en manos de un mismo holding o dueño final”, detallamos para el medio.

En concordancia con Chile Transparente sugerimos contar a futuro con un registro de datos de los socios directos de todas las empresas que participan en el mercado público, proveniente del Registro de Chile Proveedores.

Planteamos que nuestro país, con la iniciativa del Ministerio de Hacienda,

“debería avanzar en crear un registro centralizado de propietarios de empresas“.

Jeannette von Wolfersdorff, nuestra directora ejecutiva,  resalta que,

“toda la sociedad tiene el derecho de saber quiénes son las personas naturales detrás de los vehículos corporativos que finalmente se adjudican licitaciones. Solo de esta manera se dificultan los conflictos de interés y la corrupción, y se facilita la competencia real en el mercado público“.

Alberto Precht, director ejecutivo de Chile Transparente, asegura que,

“estas propuestas han sido tocadas con el Ministerio de Hacienda y la Contraloría en la administración anterior, así como en el marco de la Alianza para el Gobierno Abierto. Consideramos que este es un tema clave para ejercer el control social y disminuir aún más prácticas de ilusión o del lavado“.


Fuente: El Mercurio, Economía y Negocios, 19/04/2018, Chile Transparente y Observatorio de Gasto Fiscal en Chile: Organizaciones proponen que se transparenten quiénes son los dueños de las empresas; disponible en este link.

Comentarios

One Comment on “Propuesta para transparentar quiénes son dueños de empresas, en El Mercurio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *