El concepto “gastos reservados” se tomó la prensa esta semana, tanto por las declaraciones del fiscal Sergio Moya sobre el supuesto pago de los abogados de Natalia Compagnon con gastos reservados, como también los polémicos supuestos usos de estos fondos de Carabineros.

Ante esto, el Observatorio fue consultados por La Tercera para tratar de esclarecer que función tiene esta asignación presupuestaria.

“La ley 19.863 sobre Remuneraciones de Autoridades y Normas sobre Gastos Reservados (2003) los define como los egresos que se faculta a realizar a determinadas entidades “para el cumplimiento de sus tareas públicas relativas a la seguridad interna y externa y el orden público del país y a las funciones inherentes a la Jefatura de Estado, y que por su naturaleza requieran de reserva o secreto””, señala el medio.

Aquellas entidades que poseen estos recursos son la Presidencia, el Ministerio del Interior, el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Dirección de Fronteras y Límites del Estado, el Ministerio de Defensa, la Subsecretaría de Fuerzas Armadas, la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), las tres ramas de las Fuerzas Armadas, Carabineros de Chile y la Policía de Investigaciones (PDI).

“Por ley se rinde cuenta anual, en forma genérica y secreta directamente al Contralor, quien realiza un examen de las cuentas y le expresa su opinión “de manera secreta” al Presidente de la República- no tiene mayores límites. La ley sólo menciona que con ellos no se podrán realizar pagos a funcionarios públicos ni financiar campañas políticas, partidos políticos u organizaciones gremiales”, aclara el artículo noticioso.

A esto, nuestro investigador, Manuel Henríquez, fue citado señalando que…

…”hay determinados funcionarios que están autorizados para acceder a esta cuenta corriente. Y dependiendo del servicio público, estos se pueden girar a través de cheques o transferencias electrónicas, que pasan por una revisión interna”.

Además, de acuerdo a los datos del Observatorio, el total anual real de los gastos reservados asciende a $ 8.606.734.400, algo que se ha mantenido más o menos constante en el tiempo. ¿A qué responde la variabilidad existente año a año?, consultó el medio:

“Ella no responde a criterios técnicos objetivos, sino que a criterios políticos y volátiles, que dependen de la autoridad de turno”, respondió Manuel.

El Observatorio plantea que hay dos problemas relevantes con los gastos reservados: la definición de su nivel y el control sobre su ejecución.

“Respecto del nivel de estos gastos –excluyendo los asignados a las FF.AA. que están definidos por ley–, su determinación es fuertemente inercial y las variaciones que puedan existir son decididas en el Ejecutivo sin ningún cuestionamiento relevante en la etapa de discusión del Presupuesto en el Congreso”. El proceso debería pasar el filtro de la Dipres y de las subcomisiones y comisión mixta de Presupuesto del Congreso al decidirse su aprobación, cuestión que “no existe en la práctica actual”.

Respecto del control sobre su ejecución, se plantea que “es en extremo superficial”.

“Se rinden en forma genérica y, en realidad, es imposible saber en qué actividades se utilizaron. Quizás el rol principal en esta fase, además, por supuesto, del control directo que tienen las reparticiones involucradas en el uso de estos recursos, recae en la Contraloría y luego la comisión mixta de Presupuestos del Congreso”.


Fuente: La Tercera PM, 13/07/2018, Cheque o transferencia: Cuánto, cómo y quién puede usar los gastos reservados, disponible en este link.

Comentarios

One Comment on “¿Qué son los gastos reservados?, respondemos en La Tercera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *