Tras la decisión de la Comisión de Ética del Senado de negar a Chile Transparente la entrega de informes de asesorías externas en el último año, el diario La Segunda citó a autoridades de distintas instituciones de transparencia, como el Observatorio. Esto también tras la declaración de Chile Transparente de presentar acciones legales en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Nuestra directores ejecutiva, Jeannette von Wolffersdorff, señalo que:

“Todos nos sentimos golpeados por esta decisión. Es una vergüenza, no me queda otra palabra. Si los informes no existen, lo que muchos suponen, o si existen de deficiente calidad, es preferible que el Senado se ponga rojo de una vez, en vez de mantenerse negro-opaco. Nos preocupa muchísimo esta decisión, muestra un problema estructural-institucional en el Congreso, en relación con el derecho de acceso a información”.

Octavio del Favero, coordinador legislativo de Ciudadano Inteligente, considera que esto “nos parece inaceptable y responde más bien a una defensa corporativa. Esto sucede cuando los órganos garantes del acceso a la información y fiscalización están compuestos por personas interesadas en lo que se resuelve, como son los parlamentarios respecto de asesorías que solicitaron ellos a sus colegas”.

Paulina Ibarra, directora ejecutiva de Fundación Multitudes, “esto no es un tema jurídico, sino definitivamente político. Hay una falta grave que no le ayuda al país, cuando atravesamos una crisis de confianza institucional. Y no es congruente con la agenda de transparencia, probidad e integridad pública que está impulsando el Presidente”.

María Jaraquemada, directora de incidencia de Espacio Público, afirma que “uno esperaría que después de todos estos informes tan cuestionados, investigados por el Ministerio Público, existiera una actitud más transparente del Senado. Era la posibilidad de dar una señal de que se transparenta el modo en que se gastan los recursos de todos los chilenos. Con negar la información se contribuye a generar más sospechas de que estos recursos no se gastaron cómo debían gastarse. Es hora que el Congreso, en particular el Senado, dé señales de que la transparencia también se aplica a ellos”.

Marcelo Drago, presidente del Consejo para la Transparencia, señaló que la institucionalidad que se diseñó en el Parlamento hace diez años “fue de vanguardia. Pero bajo la óptica actual es insuficiente. [Es el momento en que el Poder Legislativo], pueda resolver este punto entregándole a un órgano imparcial la resolución de estas materias, dejando de ser juez y parte. Así se hace en muchos lugares del mundo. (…) Tenemos la oportunidad de hacerlo en la reforma a la ley que presentará el Ejecutivo este mes”.


Fuente: La Segunda, Política 7, 2/08/2018, Rebelión de las instituciones pro transparencia contra el Senado; disponible en este link.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *